“Un growth hacker es una persona cuyo objetivo verdadero es el crecimiento”, Sean Ellis.

Como growth hacker, cuando implementas una técnica o utilizas una herramienta de growth hacking para encabezar un plan, debe ser impulsado por tu deseo de crecimiento.

Para el crecimiento de tu startup o negocio de software, tienes que estar más cerca de tu público. Entra en la conversación.

Posiciónate donde estén tus clientes ideales.

Esa es la regla n.º 2 para sobrevivir en cualquier negocio, ya sea en línea o sin conexión.

A través de hacks definidos y destinados a activar el crecimiento de tu negocio SaaS, convertirás a los visitantes del sitio en clientes y llevarás las conversiones a un nivel superior.

En este completo artículo, aprenderás sobre cómo surgió el growth hacking, y por qué deberías subirte al tren y empezar a usarlo.

Growth hacking no es una estrategia de marketing per se, sino una táctica definida y bien calculada para conseguir un resultado sostenible (crecimiento). Sin embargo, puede ser integrado en una estrategia.

Pero antes de hablar de conceptos básicos de growth hacking, veamos el estado general de los negocios.

Hay que entender que iniciar un negocio es fácil.

Sin embargo, convertir esa idea de negocio sencillo en un sistema sólido y de generación de ingresos es difícil. La dura realidad es que puede ser un 99 % difícil.

¿Sabes la razón por la cual 8 de cada 10 empresas fracasan?

 

No creo que este tipo de empresas que han fracasado se basaran en ideas pobres. Tal vez hayas pensado que el fundador no prestó mucha atención al servicio al cliente. El 75 % del tiempo lo hacen.

Sin embargo, Larry Alton tiene la respuesta correcta. Según Larry, la mayoría de las empresas fracasan a pesar de lo bueno que sean su servicio al cliente y producto. El problema es que no evolucionan.

En pocas palabras: “no hay evolución“.

Hay que entender que las tendencias de los clientes cambian constantemente. Las nuevas tecnologías siempre brotarán de alguna parte y el mundo exige que des un paso adelante.

Por desgracia, la mayoría de las personas se quedan atrás. Siguen viendo el mundo de los negocios como lo fue en 2007 mientras que el futuro de los negocios en 2020 ya había sido predicho.

Aparte de adaptarte a los cambios constantes en la tecnología, las tendencias de consumo, plataformas y nuevas formas de comunicación con los clientes, es necesario usar la parte de los hacks en la poción.

 

¿Qué diablos es el growth hacking?

Las startups son los principales adoptadores del growth hacking.

Esto es debido a que lleva un gran esfuerzo, creatividad e innovación construir una nueva empresa. A veces, las populares estrategias de marketing para hacer crecer un negocio no funcionan para una startup.

Dicho esto, en el concepto de adquisición de usuarios, el growth hacking es, básicamente, un paso concreto para conseguir o adquirir más usuarios con un gasto menor.

A modo de ejemplo, si eres un growth hacker, tu función principal es la de sustituir la publicidad tradicional (por ejemplo, vallas publicitarias, anuncios de televisión) por tácticas de marketing de vanguardia.

Esta táctica depende por lo general de pensamientos no convencionales y psicología del usuario.

 

Por ejemplo, si te vas a gastar 5000 $ en una publicidad en televisión y esperas alcanzar los 20 000 espectadores, como growth hacker ¿cómo gastarías la mitad (aproximadamente 2500 $) de esa cantidad y aun así llegarías a los 20 000 espectadores o incluso más?

La palabra clave es “crecimiento.”

No todos los crecimientos son resultado de un hack. Por ejemplo, si trabajas duro en tu negocio y creas continuamente contenido útil, tu negocio crecerá a lo largo del tiempo. Sin embargo, el growth hacking produce un crecimiento rápido y puedes escalarlo.

Un growth hacker se atreve a hacer esto. Trabajan muy duro, ideando técnicas estelares que hacen crecer espontáneamente su startup o la de sus clientes.

Los growth hackers pueden trabajar en todo el sistema, explorar nuevos terrenos y cuestionarse todos los métodos para saber por qué funcionaron o no.

Aunque el crecimiento es la palabra clave, los growth hackers están un 100 % más preocupados por el proceso de lograr el crecimiento que el propio crecimiento. El proceso trae satisfacción, no el resultado final.

Sí, el growth hacking puede ayudar a lograr resultados temporales también. Puedes ver el crecimiento espontáneo como un golpe de suerte. No importa.

 

Beneficios del growth hacking

El growth hacking no es otra palabra de moda. Mucha gente podría verla como tal, pero solo las personas realmente ‘cracks’ la implementan. DropBox, Uber, Facebook, Airbnb, y Hotmail lo han utilizado para conseguir grandes resultados y hacer crecer sus bases de usuarios.

Si sigues siendo escéptico sobre el growth hacking y lo que puede hacer por tu negocio, entonces creo que estos tres beneficios te inspirarán.

  1. Evolución constante: hice mención anteriormente que una de las razones por las que 8 de cada 10 negocios fracasan es porque no están en evolución.

La verdad del asunto es que el negocio ha cambiado. Lo que solíamos conocer como negocio se ha convertido en una relación personal, impulsada por la automatización.

 

El growth hacking hace que sea posible que puedas evolucionar. Esto es debido a que harás uso de herramientas modernas, plataformas, dispositivos (por ejemplo, móvil) para lograr un crecimiento sostenible.

No importa tu modelo de negocio, debes ir acorde con las tendencias. Si vas a la zaga, tendrás problemas para hacer crecer tu base de usuarios, vender tu producto y ampliar tu negocio.

  1. Visualización de datos: la visualización de datos es un concepto que ayuda a comprender la relevancia de los datos mediante la presentación en un formato visual.

 

A los mejores influenciadores de negocios les gusta visualizar lo que entró en el proceso de creación del producto y los resultados que finalmente consiguieron.

El growth hacking hace que sea excepcionalmente fácil el visualizar dichos datos. Esto es debido a que cada paso del camino está documentado.

Al final del experimento, los datos se presentan en un formato visual con herramientas simples, tales como gráficos de tarta, gráficas Chartkick y Ember.

 

  1. Adquisición de usuarios automática: si todavía tienes problemas para adquirir y retener a los usuarios, entonces estás perdiendo una gran oportunidad de crecimiento. El growth hacking puede ayudar.

Hotmail fue una de las primeras startups en utilizar growth hacking y documentaron sus resultados. Un breve estudio de caso:

En 1996, los compañeros de trabajo Sabeer Bhatia y Jack Smith crearon con éxito un sistema de correo electrónico basado en web (Hotmail). En los primeros 6 meses habían adquirido su primer millón de usuarios.

Decidieron vender el software a Microsoft y, 17 meses más tarde, habían registrado 12 millones de usuarios.

 

¿Puedes ver lo mucho que consiguió la startup en tan poco tiempo? Ese es el crecimiento del growth hacking en el trabajo. Lograron este resultado con un análisis previo de las entradas y salidas de su producto, antes de llegar a su público objetivo.

Cuanta más investigación realices sobre tu mercado y la audiencia, mejores serán las mejores oportunidades para darles los contenidos y productos adecuados. Eso fue exactamente lo que hizo Hotmail. En lo que se refiere al growth hacking, “la investigación es la clave”.

Además de estos 3 beneficios del growth hacking, recuerda que un growth hacking bien ejecutado puede dar una visión de las necesidades de tu usuario para que puedas optimizar su producto por ellos. Puede servir para fortalecer tu marca también.

 

Conclusión

La mayor lección que aprender del growth hacking es que nunca es un atajo para hacer crecer clientes ni para conseguir un aumento de las ventas.

Claro, al lograr un resultado significativo dentro de un corto período de tiempo podrías estar tentado a pensar que has tomado el camino más fácil.

Pero no te dejes engañar.

Como se dice comúnmente, “los atajos son por lo general la ruta larga”.

El growth hacking requiere tiempo. Un verdadero growth hacker puede pasarse 6 meses en la investigación exclusiva de mercado antes de ejecutar un hack.

Todo se reduce a dar a tu público lo que realmente quieren. Si tus clientes ideales no están buscando comprar un sombrero azul, no importa el bombo que le des, la estrategia o la activación psicológica que emplees. No lo van a comprar.

¿Es el growth hacking una táctica probada para hacer crecer un negocio? Comparte tu comentario en el cuadro a continuación.